Mortal Kombat celebra 27 años

Hoy se cumplen 27 años de la llegada de un videojuego creado por la imaginación y dedicación de John Tobias y Ed Boon (Creadores), desarrollado por Midway, Mortal Kombat llegaría a los salones de máquinas recreativas, un jueves 8 de octubre de 1992. Asi comenzaría la historia de una de las franquicias más icónicas y brutales en el ámbito de los juegos de pelea hasta la fecha.

Esta entrega trajo muchas novedades y mecánicas que revolucionarían a este género de peleas.

Los jugadores pueden elegir a uno de los siete personajes. Mientras otros videojuegos contaban con personajes que se diferenciaban por su velocidad, tamaño, ataques, fuerza y la distancia y altura de sus saltos; los personajes de MK tenían muy pocas diferencias. El juego también se distinguía de otros por su sistema de botones único: cinco botones que formaban una letra “X”. Cuatro botones estaban dedicados a los combos y las patadas altos y bajos y un botón estaba dedicado al bloqueo y se encontraba en el centro. También contaba con una palanca de ocho direcciones. Los ataques variaban de acuerdo con la distancia que tenía el jugador con respecto a su adversario y todos los personaje compartían un grupo de movimientos que se ejecutaban manteniendo la palanca en alguna de sus direcciones, como el barrido con la pierna o el “gancho”. Este último elevaba al oponente por los aires y causaba gran daño.

Además, tenía formas únicas para ejecutar los movimientos especiales. La mayoría se ejecutaba empujando la palanca rápidamente hacia alguna dirección y presionando un botón. A diferencia de varios juegos de lucha, pocos movimientos requerían movimientos circulares. Otra de las novedades del juego fueron las Fatalities, movimiento final que acababa con el adversario de una manera sangrienta. Un dato curioso sobre esto, es que sus escenas eran tan brutales que se tuvo que crear un sistema de clasificación de edad por el contenido que tuviera en videojuego.

El sistema de bloqueo también distinguió al MK de otros videojuegos. A diferencia de Street Fighter, por ejemplo, los personajes sufrían un daño leve si recibían un ataque mientras se bloqueaban. Sin embargo, el bloqueo también permitía que los jugadores se defendieran de dichos ataques sin tener que alejarse y perdían muy poca energía si estaban agachados, por lo que los contraataques eran más efectivos. El juego introdujo, también, el juggling, que consistía en elevar al oponente por los aires y seguir atacándolo con una combinación de ataques mientras dicho oponente seguía indefenso en el aire. La idea fue tan popular que varios videojuegos la incluyeron posteriormente.

En el modo de un jugador, el usuario se enfrenta a cada uno de los siete personajes controlados por la máquina.

El juego puede comenzar con dos jugadores, o un segundo jugador puede integrarse mientras otro juega a solas. Si el primer jugador había vencido algunos oponentes y el segundo jugador lo vence luego de integrarse, este último retoma el modo de un jugador donde el primero quedó. Si no es el caso, el segundo jugador comienza un juego nuevo.

Entre algunas partidas, los jugadores pueden competir en un minijuego llamado Test Your Might, para ganar puntos adicionales. El minijuego exige que los jugadores rompan bloques compuestos de varios materiales llenando un medidor hasta cierto punto. El minijuego se puede jugar entre dos jugadores al mismo tiempo y los dos últimos materiales sólo están disponibles para dos jugadores.

Por: Gael “El Niño Chankla”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *