La virtuosa suma de todo: el progresivo ecléctico

En entregas anteriores hemos venido hablando de lossubgéneros más importantes y notorios con los que nació el rock progresivo. Dentro de éstos encontraban no solo gran parte de las bandas de mayor importancia, sino también, el sonido e identidad que definió de mejor manera al progresivo desde su origen. En esta ocasión, habremos de hablar de un subgénero que vendría a ser híbrido, al producirse una especie de mezcla del progresivo espacial, el sinfónico y el folk prog, junto con algunos tintes de jazz y blues. En esta peculiar mixtura, el resultado sería un sonido tan variopinto, el cual habría de definir al propio subgénero: el progresivo ecléctico.

Si bien hay bandas como King Crimson, que entran dentro de esta clasificación, y cuyo origen se remonta a las postrimerías de los 60’s, el progresivo ecléctico surgió y alcanzó su plenitud a lo largo de toda década de los 70’s. Si de por sí el progresivo ya se presenta como un género complejo y variado, el progresivo ecléctico vendría a ser la suma de todo lo que hasta ese entonces se venía elaborando y desarrollando dentro del progresivo. 

Los grupos que se consideran como progresivos eclécticos presentaban diferencias no solo entre sus propios álbumes, sino que, en muchos casos, dentro de un mismo disco se podían encontrar canciones y melodías completamente diferentes unas de las otras, como si se tratara de dos grupos diferentes. Por esta circunstancia, no hubo manera de que se les pudiera encasillar dentro de un subgénero bien definido, y de ahí que se les colocara dentro de esta nueva clasificación. Entre las agrupaciones de los años 70’s que darían un gran lustre al progresivo ecléctico podemos nombrar a King Crimson, Gentle Giant, Van der Graaf Generator, UK, SBB y Manfred Mann’s Earth Band.

Como le ocurrió al progresivo en general, tras su letargo en los años 80’s y su renacer en los 90’s, sería en esta última década cuando aparecen nuevas bandas que vendrían a reverdecer los laureles del progresivo, y con los nuevos subgéneros, el progresivo ecléctico se vino a enriquecer, con lo cual tomó un nuevo impulso, volviéndose aún más más complejo y variado que en un principio. Para esa segunda ola ecléctica vamos a encontrar conjuntos como The Tangent, Birds And Buildings, Dall, Motorpsycho, Beardfish, Nil, Ske y Nemo.

Por: Mex Floyd Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *