LUCHA POLARIZADA


En la opinión de “El Dr Cizaña”

La semana pasada leía un reportaje de “ los Black-Block”que no es otra cosa que un grupo de choque hiper-violento que lo mismo salen a enfrentar manifestaciones de organizaciones supremacistas y asuntos ligados a los abusos políticos en contra de la clase obrera, que a una manifestación a favor de los derechos de las mayorías, pero principalmente se manifiestan contra el capitalismo. En pocas palabras son un grupo de “anarquistas” que aparentemente no tienen una sede ni una cabeza.

Parte del reportaje que veía fue sobre su participación en los hechos de Charlottesville EU, en dónde un supremacista blanco arroyo a varios afroamericanos. Un pastor afroamericano indica que si los “black-block” no hubieran estado ese día, podrían haber estado hablando de más “hermanos muertos”.

Parto para el análisis. Estos grupos anarquistas tienen la premisa de ser violentos, pero NO enfocan la violencia VS la gente común, contra el pueblo, sino contra todo tipo de autoridad abusiva o grupos radicales que pregonen violencia racial o de género y no se andan con pendejadas. Sus acciones están obviamente fuera del marco legal de cualquier autoridad en cualquier país, pero la situación que se vive en algunos casos o las decisiones que toman políticos vulneran en muchas de las veces a los más desprotegidos. 

Lo que vimos el viernes en México y sobre todo en la CDMX es parte de ese hartazgo de un sector de la población altamente vulnerado y violentado, ya no sólo por algunos cabrones que no son parte de una sociedad, son animales que no caben dentro de una comunidad, sino también por aquellos que en teoría serían los que deberían defenderlas.

Como en todo suceso de este tipo las opiniones están totalmente polarizadas. Los que están a favor de las acciones de las mujeres que hicieron los desmanes y pintas en metrobus Insurgentes y el Ángel, bajo el argumento de que no puede valer más una pared pintada o un vidrio roto que la vida de una mujer, y tienen razón, no hay punto de comparación; si yo estuviera en una situación símil, haría eso y más para recuperar a mi ser arrebatado. 

Por el otro lado están aquellos que indican que este tipo de actos desvirtúa totalmente el movimiento y que lo único que dejo ver es desorganización y coraje sin ninguna dirección. En lo único que concuerdo es que el movimiento pudo haberse desvirtuado gracias a la manipulación de los medios, donde ya sabemos que la prensa en México gusta del amarillismo y la nota roja; y los desmanes les dieron lo que querían.

Es cierto, y la historia lo demuestra una y otra vez: las revoluciones y cambios de época y pensamiento han estado mezclados con la lucha física, destrozos y guerras y que las manifestaciones de nosotros como sociedad en la actualidad, están rebasadas por una hidra impresionante de muchas cabezas: violencia, ineptitud, opacidad, contubernio y más adjetivos descalificativos que se pueden aplicar a las autoridades que poco o nada hacen para remediar este mal que nos aqueja como sociedad.

Algunos detractores indican que no es la forma, que no se va a solucionar violencia con violencia. En el discurso suena muy bonito y en las redes sociales aún más, pero que le digan eso a Marisela Escobedo, quien fue asesinada afuera del Palacio de Gobierno de Chihuahua por un sujeto que le disparó en la cabeza a quemarropa en diciembre del 2010 tras nueve días de plantón para exigir PACIFICAMENTE justicia por el crimen de su hija Rubí Frayre.

Si queremos ver el mundo arder para que florezca uno mejor, hay que saber que vamos a quemar. NO pueden pedir que maten a todos los hombres y/o que “les corten el pito” por el hecho de ser hombres, eso es una estupidez impresionante y quien abona a ese mensaje, lo pregona, propaga y defiende, no es mejor persona que uno de los animales a los que nos encantaría ver en circunstancias poco favorables.

Los buenos somos más, pero también nos estamos cansando, solo hay que ser más inteligentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *