“Cuando la tiranía es ley, la revolución es orden”

En la opinión de “El Dr Cizaña”.

Así “reza” una de las canciones de “Residente” para “Calle 13” y que ahora fue tomada de nuevo como grito de guerra, puesto que la frase fue acuñada por el libertador de la isla: Don Pedro Albizu Campos.

Pareciera que no hay mejor preámbulo para lo que acaba de suceder en Puerto Rico. Tras la filtración de casi 900 páginas del chat grupal en Telegram de Ricardo Roselló, el ahora exgobernador de Puerto Rico y su equipo, en dónde se dejaban ver frases misóginas y sexistas. 

La filtración dada a conocer por el Centro de Periodismo Investigativo ocurrió pocos días después de que el FBI arrestara a dos exfuncionarios de Rosselló como parte de una investigación federal de corrupción relacionada con programas de salud y educación. La exsecretaria de Educación, Julia Keleher, y la exdirectora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES), Angie Ávila, pudieron renunciar antes de sus detenciones, pero sus bajas forman parte del agujero de vacantes con las que ahora lidia el Gobierno. Ambos escándalos conmocionan a una la isla que en 2017 se declaró en quiebra y sufrió el paso del devastador huracán María, que causó al menos 3.057 muertes.

Así en la isla, donde desgraciadamente la nota fue el reguetón en muchos de los casos, en lugar de cómo el pueblo boricua salió a la calle a exigir la renuncia de un “servidor público” que no rinde las cuentas correctas y encima de todo se burlan del pueblo en filtraciones de un chat privado.

Pocas veces esto se podría replicar en otros países, en México por ejemplo. La comunidad artística está tan ensimismada que vale madres que en Guadalajara un pinche gobernador haya mandado a golpear universitarios por exigir pacíficamente que no se llevara a cabo el alza del costo en el trasporte público.

¿Dónde están los artistas, figuras públicas e “intelectuales” que hace algunos meses se rasgaban las vestiduras por el conflicto en Venezuela? No los veo exigiendo la renuncia de Alfaro, ni veo a los medios satanizando al gobierno represor representado por el miembro de Movimiento Ciudadano.

Salvo ciertos círculos muy pequeños y eternamente comprometidos, aquí no pasa nada. Se puede liberar a un asesino de niños como Duarte, se puede estar paseando entre las calles un sátrapa como Deschamps y me podría seguir con una lista interminable de casos y personas que deberían estar recibiendo una condena y estar en el ojo del escarnio público, pero estamos al pendiente de que “el reguetón, no la gente de Puerto Rico”, derroco a un gobernador.

Hoy mi respetos a los artistas que fueron uno con la gente y por una causa común. ¿Veremos esto en México algún día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *